jueves, 26 de febrero de 2015

¡ Vamos a leer !












La adquisición de la lecto-escritua.

  


  La lectura debe ser compartida para existir plenamente. Leer le abre al lector las ventanas  de acceso a diversos mundos, tanto  reales como imaginarios
Leer juntos, es un momento fabuloso, para que un niño pueda aprender lo que significa la escritura. El sucesivo acercamiento  del niño a la obra literaria le posibilitará  no solamente un certero conocimiento del mundo  que lo rodea, a través de situaciones reales sino que también le permitirá adecuarse a la sociedad en que le toca vivir.
.
Comenzará a comprender que las letras forman palabras y que las palabras nombran las imágenes. También aprenderá que cada letra tiene un sonido propio. Disfrutar de cada uno de los pequeños y los  grandes placeres que la lectura proporciona, con el niño que aún no sabe leer y que está aprendiendo, es el modo óptimo de adquirir  logros inmediatos y mediatos, propiciar su desarrollo como persona, brindarle acceso al mundo del conocimiento, desplegar las alas de su fantasía, sentar las bases  para que el aprendizaje de la lectura sea sólido.
.
Los niños que se han puesto en contacto con la lectura a muy corta edad, aprenden a leer más rápido y con mayor, facilidad. Lo realmente valioso no es que reconozcan los códigos de la letra escrita, sino que nazca en ellos el deseo de descubrir todos los tesoros que la lectura les promete. Y cuanto más disímiles sean las lecturas compartidas, mejor comprenderán, que más que un descubrir el código secreto, la lectura es la llave que abre las puertas a mundos inimaginados.
.





jueves, 19 de febrero de 2015

Carreras de coches.



Los alumnos/as de segundo de Educación Infantil, hemos realizado unos coches de carreras para ambientar el aula ya que estamos trabajando la unidad didáctica: Los Transportes.






miércoles, 18 de febrero de 2015

Los medios de transporte.

La clase de 1º de Educación Infantil hemos realizado un mural de los medios de transporte.










Miércoles de Ceniza II

Los alumnos y alumnas de Educación Infantil, realizamos una pequeña oración en la Capilla del Colegio, con motivo de la celebración del Miércoles de Ceniza. 
    Entregamos un corazón de color negro realizado por nosotros como símbolo de las cosas negativas que dejamos atrás al comenzar la Cuaresma y conservamos el corazón rojo como símbolo de la promesa de ser mejores personas.






Terminamos la celebración con la imposición de las cenizas.







martes, 17 de febrero de 2015

Miércoles de Ceniza

¿Sabes una cosa?
Este miércoles 18 de febrero, sí, ¡ mañana mismo!
es Miércoles de Ceniza.

Es el día en que comienza la cuaresma.
Ahora tenemos 40 días para empezar 
hacer limpieza en nuestros corazones
y dejar a Jesús entrar en él.

¿Estas preparado?

lunes, 16 de febrero de 2015

Celos y rivalidad entre hermanos.

¿EN QUÉ CONSISTEN?

Los celos son un estado afectivo caracterizado por el miedo a perder o ver reducidos el cariño y la atención de alguien querido, porque la persona amada prefiera a otra. Este sentimiento suele ir acompañado de envidia y resentimiento hacia quien se percibe como rival. La persona con celos se considera menos querida que antes.
- La rivalidad entre hermanos es algo natural e inevitable, que no tiene por qué darse del mayor hacia el menor.
- Se suele manifestar mediante muchas conductas: rechazo o rivalidad hacia el hermano, romperle su material y juguetes, buscar estar con el hermano para fastidiarle; insultarse, ridiculizarse o amenazarse, llegando a veces a las manos, chivarse de conductas del otro. Aunque vaya acompañado de un cariño sincero. La idea romántica de dos hermanos que lo van a compartir todo no siempre es real.
- También se muestra en una vuelta a conductas más infantiles: imitar el lenguaje del pequeño, tartamudeo, pedir papillas, dormir en la cuna, el chupete, pedir ir a la cama de los padres, etc. También, conductas como lloro frecuente y sin motivo aparente, preguntas alusivas a sí se le quiere.

MEDIDAS QUE PUEDEN AYUDAR

- Establecer normas claras y concretas en casa para todos.
- Propiciar actividades en las que colaboren todos.
- “Hacer familia”: juegos en común, excursiones, viajes, tertulias...Crear un clima familiar en el que predomine el amor y la confianza, compartir con los hijos todos los acontecimientos haciéndoles partícipes de proyectos comunes, ilusiones, valores de la propia familia.
- Tratar con afecto y atención frecuentes a los hijos para que perciban que son queridos.
- Evitar la comparación y la competitividad entre los hermanos.
- Evitar la intromisión frecuente en sus conflictos, siempre que no haya agresión.
- NO prestar atención ni “recompensar” al hermano “chivato”.
- Evitar que el mayor asuma siempre la responsabilidad del cuidado.
- Cada uno merece un trato diferente, por tanto evitar tratar a todos por el mismo rasero, explicando el porqué del trato diferencial.
- Fomentar la cooperación entre los hermanos: en las tareas de la casa, recados,en el juego...
- Respetar el espacio de juego e intimidad de cada hijo.
- Elogiar los comportamientos deseados sin comparar.


ANTE LA LLEGADA DE UN NUEVO HERMANO

- Hacer partícipe a los hijos de las tareas que conlleva la llegada de su hermano: preparar la cuna y habitación, adquirir la ropa...
- Valorar a los hijos tras la realización de estas tareas.
- Resaltar la importancia de tener hermanos y de la felicidad que esto comporta en el juego, en las labores diarias, en la alegría de la casa...
- Advertir a los familiares que en las visitas eviten expresiones negativas del tipo: "ahora si que vas a tener que compartir", o parecidas. Así mismo  incitarles a que sus expresiones hagan alusión a aspectos positivos referidos al nuevo hermano: "te vas a divertir mucho", "con un hermano vas a poder jugar cuando se haga un poco más grande" etc.
- Debemos evitar con el mayor la coincidencia de iniciar en el colegio cuando nace otro hermano. Es preferible adelantar o retrasar esta entrada para que no asocie: nace mi hermano = salgo de casa.

TRAS EL NACIMIENTO DEL NUEVO HERMANO

- Evitar frases que recriminen sus acciones: "No lo toques", "Aléjate que no me fío de ti", "Que se te va a caer"..
- Estimular con expresiones positivas todo acercamiento: "Qué bien lo cuidas" "Eres muy responsable", "Ven que lo vas a bañar muy bien".
- Buscar espacios para atender de forma preferente a los hermanos en el momento del nacimiento del nuevo bebé y en el período posterior.
-Las personas adultas solemos dirigirnos rápida y casi exclusivamente al recién nacido, relegando la atención a los demás hermanos; sin embargo, son éstos los que pueden manifestar conductas celosas y no el recién nacido que no es consciente del momento.
- Valorar a nuestros hijos delante de familiares y visitas, tratando de omitir todo comentario negativo sobre ellos.